Hackear, hacer, enseñar, robar: el futuro de la #publicidad.

Dándome una vuelta por Twitter, me encontré con un trino de Cristina Quiñonez fundadora de Consumer Truth con una fotografía de un artículo de Flavio Pantigoso, Director Creativo de FCB Mayo en Perú.

En el artículo llamado “Identificar una gran idea”, el DC hace un pequeño  resumen del libro “Hackear, hacer, enseñar, robar: el futuro de la publicidad”, profundizando en la constante dificultad que tienen las agencias y los clientes para identificar las ideas que realmente funcionan en publicidad:

1. ¿Es una idea que conecta el mundo físico con el digital?
La vida real se vive afuera del plano digital pero es comunicada casi que en su totalidad a través de internet y todo lo que cabe en ella. A dónde viajamos, lo que cenamos, los amigos que visitamos, incluso lo que pensamos es compartido a través de la red.

2. ¿Es una idea que alguien dijo que no se puede hacer?
Personalmente, el hecho de que alguien diga que algo no se puede hacer, es el catalizador para que una idea sea realizable. Esta negativa es el reto perfecto para ponerla en marcha y callar a los incrédulos.

3. ¿Es una idea que no le roba tiempo a la gente?
Hay que partir del hecho de que toda idea debe ayudar a alguien. Entre más poderosa sea la idea, mayor será el efecto de cambio que produzca en las personas. Si la idea no produce este efecto, es una idea que roba el tiempo de las personas, tanto las que la ejecutan, como las que la reciben.

4. ¿Es una idea que no cabe en una gráfica?
Aunque la constante de las mejores ideas es la simplicidad y sencillez, muchas veces esta debe ser transmitida por diversos canales además de una simple pieza. Los canales que esta requiera dependen del receptor o consumidor de la misma.

5. ¿Es una idea que no deja indiferente a la gente?
Una gran idea -per se- no es indiferente a las personas. Sin embargo requiere también de una buena dosis de imaginación en su comunicación. Creatividad everywhere.

6. ¿Es una idea que puede ser contada en una frase?
Difícil ¿no? Si vieron la película Inception (El Origen), sabrán lo complicado que resulta explicar una idea tan simple, pero en la medida que la idea se detalle al máximo, será más fácil de explicar.

7. ¿Es una idea que necesita de la gente para poder vivir?
Creo que toda idea necesita de las personas para sobrevivir. si no son las personas ¿quién más cree en las ideas?

8. ¿Es una idea apoyada por la tecnología?
En tiempos modernos, una idea que sea fácilmente replicable a través de la tecnología tendrá más posibilidades de tener éxito.

9. ¿Es una idea que podría convertirse en un negocio?
Seamos honestos. Si la idea no da plata ¿qué sentido tiene?

10. ¿Es una idea que cuenta una gran historia?
La historia de la idea es el condimento clave de la receta. Los seres humanos no nos enamoramos de las personas, sino de las historias que estas cuentan. Lo mismo pasa con las ideas.

Este es el artículo original (click en la imagen para ver grande).

B9R4Wd7IEAIREj7

Reconocer una buena idea es tan solo el principio. Muchos hemos conocido casos de muy buenas ideas que se quedan en la ejecución, así que no menos importante que la idea en sí, son la planeación, la ejecución y la evaluación.

¿Algún otro elemento a tener en cuenta para identificar una buena idea?
Comments below

@JuanSingsrock

El tweet perfecto de #CervezaPoker

Nada cómo saber en qué momento hacer el trino perfecto #ContigoMiSelección